lunes, 10 de julio de 2017

Canasta de ropa para lavar


A la canasta de la ropa para lavar, por la que pagué un euro en un mercadillo de viejo, le hice una funda.  Al canasto de las pinzas, que lo hizo mi padre hace, calculo que como mínimo treinta años, le recubrí el asa con la misma tela.
La tela, aunque es nueva, también es de reciclaje, pues hacía como veinte años que la tenía, resto que sobró de unas sábanas que hice para la cama de mi hijo, niño entonces.
Esto parece antiguo y pasado de moda, y así es, pero me gusta.
Vivo en una casa rústica y me falta muy poco para cumplir los sesenta, así que todo encaja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario